Explorando la apertura - Colegio Atid

Story of the Week

Explorando la apertura

Tere es una niña de 8 años a quien le cuesta trabajo adaptarse a las cosas nuevas; al principio de año, a la clase de baile a la que recién se inscribió, a la casa a la que se mudaron en verano, o a la compañera que acaba de entrar a su salón. Algunas veces su cuerpo se tensa, otras veces llora, pero siempre ocupa su mente en lo malo e incómodo de la nueva situación, en lugar de permitirse experimentar lo que esa experiencia puede mostrarle.

El lunes pasado llegó a la escuela y para su sorpresa, Miss Hannah, su maestra, había sido remplazada por Miss Connie, una maestra totalmente desconocida para ella. Tere, al principio se quedó sin palabras; para el primer recreo sintió su cuerpo muy tenso y al regresar al salón, no pudo evitar llorar. Miss Connie dio una indicación a los demás compañeros y le pidió a Tere que se acercara a su mesa.

-¿Qué tienes Tere? Veo que estás llorando, -le preguntó con voz amable-.

-Estoy bien, -dijo Tere-.

-Puedo ver que estás llorando y eso me dice que estás triste. ¿Qué te ha causado tristeza? -volvió a preguntar Miss Connie-.

-Nada, -dijo Tere-.

-Quizá tiene que ver con que Miss Hannah no está aquí hoy y no va a venir en toda la semana, -mencionó Miss Connie-.

-Sí, puede ser. No me gustan las maestras nuevas, -dijo Tere-.

-Te entiendo. No conocer a alguien puede ser complicado porque no sabemos cómo nos va a caer, pero lo importante es quedarnos abiertos a ver que puede pasar. Mira este termo con agua, -enseñándole un termo con agua cerrado-.

-Tengo en mi cajón una tinta comestible de colores, ¿cuál es tu color favorito?

-El rojo, -dijo Tere-.

-¿Qué crees que pase si le hecho una gotita de esta tinta al agua de mi termo? -preguntó Miss Connie-.

-Pues que se pinte de rojo, -dijo Tere-

-Estaría padre, ¿no? -preguntó Miss Connie-

-Sí, -dijo Tere-.

-Pero si no abro el termo, nunca lo sabremos. El termo tiene que estar abierto para recibir la tinta.

Entonces, Miss Connie abrió el termo y le echó una gota de tinta, pintando su agua de rojo. La tinta se esparció de manera increíble por el agua. Tere abrió los ojos sorprendida y sonrió.

-Así como este termo tenía que abrirse para recibir la tinta, es importante que tú te abras a recibir lo que nuevas personas o experiencias pueden darte. Es posible que te guste mucho, pero si te mantienes cerrada como la botella, nunca lo sabrás. –Concluyó Miss Connie-.

Tere entendió lo que le decía Miss Connie y durante el día se dedicó a escucharla, a hablar con ella y a observarla, olvidándose de su creencia de que no le gustaban las experiencias nuevas.

En el camión a su casa platicó con Fanny, su amiga del camión.

-¿Que Miss Hannah esta enferma y no va a venir en una semana? -dijo Fanny-.

-Sí, -contestó Tere-.

-Y, ¿qué tal la nueva?, -preguntó Fanny-.

Tere pensó en su día y se dio cuenta que había estado divertido, y que Miss Connie era agradable.

-Muy padre, -dijo Tere-

-La nueva maestra es divertida y creativa.

Al decirlo se dio cuenta que al abrirse a la nueva experiencia se permitió poner atención a lo agradable de Miss Connie, lo que a su vez le permitió disfrutar su día.

Después de leer la historia, contesta con tus hijos las siguientes preguntas:

    • ¿Crees que el hecho de que Tere pensaba que no le gustaban las cosas nuevas, influía en la experiencia que tenía día con día?
    • ¿Qué sintió Tere cuando llegó a su salón y vio a Miss Connie, la maestra nueva?
    • ¿Qué hizo cuando llegó del recreo?
    • ¿Qué crees que representaba la tinta roja en el ejemplo de Miss Connie?
    • ¿Crees que Tere hubiera podido disfrutar y aprender de Miss Connie si se hubiera quedado cerrada a la nueva experiencia?
    • ¿Qué beneficios tuvo de mantenerse abierta y curiosa, al dejar ir su creencia de que no le gustan las nuevas experiencias?

No votes yet.
Please wait...

Deja un comentario

Close Menu